CERTEZAS

Fisterra

 

Con que fervor las certezas se incrustan en el tiempo transcurrido. Si solo somos el resto de días que nos queda, que vacío producirá la pérdida de uno solo de los instantes pasando quedo a nuestro lado.

Será posible el regreso de un instante de inocencia entre la muralla de cadenas serviciales, para escondernos ante nosotros mismos, el mínimo goce despreocupado del juego de los niños, tan atentos al momento que crean tiempo en lugar de consumirlo.

Dónde queda el líquido fluido que inyecte de nuevo savia a la botella que ha de ser mensaje y rastro de uno mismo, allá, al final de esta playa varada.

Cortinas que rasgan aire en la noche al paso de su tiempo, tras ella queda el descanso alborotado. De dónde viene ese momento que da nervio al día y alas para salir huyendo, siempre, sin saber adonde.

De dónde la angustia capaz de amargar el instante que creías culminado, aprendido al fin, atenazado a las entrañas como simiente que hinche la masa de los días al descenso a una sábana adusta  y hoy enamorada de quien sabe que recelo angustiado, encapotando estrellas y miradas, navegando tan adentro donde ni siquiera hay fondo, solo lastre.

Si es posible ser tan solo tiempo atado a un final descrito, no quedará de él sino un vacío a quien le dieron a mirar un espejo equivocado.

 

 

Amb quin fervor les certeses s’incrusten en el temps transcorregut. Si només som les deixalles dels dies que ens resten, quin buit produirà la pèrdua d’un sol dels instants passant a poc a poc pel nostre costat.

Serà possible el retorn d’un instant d’innocència entre la muralla de cadenes servicials, per amagar davant de nosaltres mateixos, el mínim gaudiment despreocupat del joc dels nens, tan atents al moment que creen temps en lloc de consumir-lo.

On queda el líquid fluid que injecti de nou saba a l’ampolla que ha de ser missatge i rastre d’un mateix, allà, al final d’aquesta platja  travada.

Cortines que esquincen aire a la nit al pas del seu temps, després d’ella resta el descans esvalotat. D’on ve aquest moment que dóna nervi al dia i ales per sortir fugint, sempre, sense saber on.

D’on l’angoixa capaç d’amargar l’instant que creies culminat, après per fi, tenallat a les entranyes com llavor que unfle la massa dels dies al descens a un llençol adust i avui enamorat de qui sap quin recel angoixat, ennuvolant estels i mirades, navegant tan endins on ni tan sols hi ha fons, només llast.

Si és possible ser tan sols temps lligat a un final descrit, no quedarà d’ell sinó un buit a qui li van donar a mirar un mirall equivocat

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s