MUDANZAS

Esa piel que se va abriendo

a los años, encina vieja,

recipiente y mensaje de esto que pasa,

aguarda, quien la salve del destierro

haciéndola grande y tierna.

Voz del silencio acosándole los años

por llevarla donde no quiere,

pide descanso, cobijo, la piel de escarcha

deshecha a abrazos olvidados.

Se desvanece entre las propias manos,

pergamino anclado en el tiempo,

dando razones para creerlas

quien duda de sí misma, ella

acaricia su dorso y su reverso

a la busca del horizonte

que la contenga intacta,

diluida a sus ojos, molde primero

recuerdo de lo que era.

Mudanza del sentimiento que la inspira

y aniquila, su posibilidad primera.

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s