VENTANA NOCTURNA

 

Ventanas de la noche

 

 Humedezco los labios que se secan        

de viento cálido, tarareando

la canción que acomete el disco.

Me encuentro en el silencio opaco

que teje un hilo e hilvana otro

desde dentro, transformando la trama

en algo que acopla el trabajo

al tiempo empleado en él y en

los indicios que le precedieron.

La noche invadiendo seres,

ofertando terreno a la sagacidad

de no perder el tiempo con el sueño

que hoy no llega a gusto a sus orillas.

La posesión de algo absoluto

impregna con su olor andrógino

las cavidades que me viven,

presagiando el momento del encuentro.

Es mío, ese momento mágico

de las llanuras brindando libertad

y los ojos admirando su belleza

palpitante, esbozada con esmero

por alguien atento a la voluntad:

decididamente un loco humano.

 

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s