TIEMPO INMOVIL

El tiempo se ha quedado aturdido ante

su propia desnuda prisa.

Es tan extraño a si mismo, como la figura

doblegada ante el espejo.

¿Cuándo, cuándo se reconocerá cumpliendo

su cometido sin ambages?

Detenerse le importa tanto como continuar, nada.

Engaño con sutilezas o sin ellas, y aquí queda uno,

tan preso que no sabe si regresar o entregarse.

Ausentarse hasta el límite de este redondo mundo

amanecido de aristas. Defenderse cuesta más

que apearse e invertir la marcha.

Aunque no lo creas, ayer la noche se detuvo,

se encumbró en el horizonte y retuvo la posibilidad

del día, apenas respiraba

y latía solo por debajo de piel del suelo.

Su olor preñó la duda devolviéndola lozana y terca,

pudiera ser que un poco perversa.

Quedé recogida en su sueño, lo vivía y revivía

anunciando su perennidad.

Gustaba la nada que rozaba el borde,

deletreaba el olvidado nombre del momento, ¡Ay!, soñaba.

Tan bello como inmóvil. Esa era la respuesta

sin saber a qué, movimiento o tiempo.

¿Qué queda de su caricia?

Aquel momento de la noche de un día.

Plano a plano, liso tras la dureza raspando

la planta del pie sobre la tierra quieta.

La alambrada ha roto aguas y destila gotas

de sus pezones a las alcantarillas

inyectando el engranaje.

Han comenzado viento y día al ritmo del sonar

de un reloj perdido, intruso como el tiempo

que le roba el tiempo.

Sabía contar hasta tres para despertar.

¿Quién quería?

Aproximarse al gozo y olvidarlo, roer lo que roe

reblandeciendo la oscura raya de la palma de la mano

y la saga de sus ramas.

Sonrisa. Punto. Sonrisa.

 

081120124045

 

TEMPS INMOVIL

 

El temps s’ha quedat atabalat davant la seva propia nua pressa.

Es tan estrany a ell mateix,

com la figura doblegada davant del mirall.

¿Quan, quan es reconeixerà cumplint la seva comesa sense embuts?

Detindres l’importa tant com continuar, res.

Engany amb subtilesa o sens ella, i acì resta u,

tan reclús que no sap si tornar o lliurar-se.

Absentar-se fins al llimit d’aquest rodó mon

aparegut al alba ple d’arestes.

Defendre’s costa  més que baixar i invertir la marxa.

Malgrat que no ho cregues,

ahir la nit es va aturar,

despuntà en l’horitzó i va retenir la possibilitat del día,

apenes respirava i batejaba sols

per baix de la pell del sostre.

La seva olor va prenyar el dubte tornant-lo ufanós

i tossut, puguera ser que una mica pervers.

Vaig restar recollida en un somni,

el vivia i revivia annunciant la seva perennitat.

Assaboria el no-res que fregaba el caire,

lletrejava l’oblidat nom del moment, Ai! Somiava.

Tan bell com inmóvil. Eixa era la resposta

sense saber a que, moviment o temps.

¿Qué resta de la seva caricia?

Aquells moments de la nit d’un día.

Planol a planol, llis darrere la durea raspant

la planta del peu sobre la terra quieta.

El filat ha trencat aigües i destil.la gotes

dels seus mugrons a les clavegueres

injectant l’engranatge.

Han començat vent i día al ritme del so

d’un rellotge perdut, intrús com el temps

que li roba el temps.

Sabía comptar fins a tres per a despertar.

¿Qui  ho volía?

Acostar-se al plaer i oblidar-ho, rosegar

el que rosega reblanint l’obscura ratlla

del palmell de la mà i la saga de les seves branques.

Somriure. Punt. Somriure.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s