ALEGRÍA, ¿ALEGRÍA?

LUNA DE ABRIL

 

Alegría, ¿alegría?

desde dónde a dónde.

¿Desde el dolor camino descalzo

de la mañana al día?

¿En la historia camino

de vidas agarradas al lodo,

humus tibio que las abriga

protegiéndolas del despertar primero,

punzante quejido?

Es él quien permite conocer

la alegría siempre tras la duda

y el miedo tan desnudo y descalzo.

Alegría… tiene el sonido oscuro

de una mañana de frío remota:

La del ángel caduco

subido a las espaldas

del crepúsculo hambriento,

allí en la roca estática sentado, hierático,

esperando el paso de un mortal

que atolondrar y naufragar,

bajo el matorral espinoso

a sus pies de huella fría.

Alegría, para que despierte su embuste

de ojo malherido, de rancio horizonte.

Si al final todo seguirá perdido,

todo sentado del lado equivocado,

todo tan lleno como una mano vacía

rogando la curación de una nueva herida.

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s