TODO HABLABA

La voz del silencio

 

Todo hablaba                  

mientras yo pasaba por su lado:

el viento, dedos largos

tocando el pelo descorchado

hacia los imaginarios techos

de pensamientos turbios.

La luz, velos para los ojos

cansados de ver a oscuras

su imagen vertebrada,

rompiendo pálidas realidades.

La calle hundía pies

arrastrando luces grises hacia el lugar

donde descansan sus mentiras

y era voz que huía y embriagaba.

Las gentes, huellas acolchando

la profunda vertiente vacua,

golpeando con furia o desanimo

lo que dejan detrás a cada paso.

Todo hablaba mientras callaban los días

sin serenarse, empapando

la memoria de las cosas,

de una voz que no era suya

si no sombra proyectada de otras vidas

que en otros tiempos fueron

lo que yo ahora:

testigo de un momento,

voz de un sueño, equipaje y río.

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TODO HABLABA

  1. poesiayvida dijo:

    Gracias por leerme, me encantaría que me dejaseis comentarios y opiniones. Un beso a todos allá donde andéis, salud, pensamiento y acción. Xtina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s