LOS PIES LASTRADOS

Tantas mentiras, tanto estertor de palabras fluye

y se desvanece en salas vacías de oradores ausentes,

tanto estupor como engaño, tantas curvas celadas

por no decir nada cierto, tanto cansancio,

tanta rabia, tanta indignidad golpeando espaldas

ya curvas, pasos enjutos, asustados dentro

de zapatos viejos, habitados por pies lastrados

pilares de cuerpos grises ocupados en guardar

el equilibrio de la distancia entre verdad y futuro.

Entre el ahora y el hoy existe una enorme lejanía

en las vidas engañadas y sesgadas, encaramadas

a dudas y precipicios de horas paradas, cada discurso vacío

llena las dudas de certezas y la cueva se cierra, negra

como las impúdicas mentes jugando con los hilos

de las historias sonrojadas a cada golpe de poder,

a cada gesto estudiado para crear tal penuria

que no quepan pensamiento y lucha, sólo

el resistir adormilado de quien busca el anonimato

de estos tiempos en sus vidas que van cayendo

con la vigilia, faltas de energía hacia el ensordecedor

ensimismamiento del vacío, de la nada que queda

cuando todo ruge y el desierto de los pies lastrados

ayuda al poder del que huye alborotado.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s