ES TIEMPO, SÍ

Es tiempo, sí, de penuria anclada,

es del hambre rasgando cuerdas

entre túneles de la ausencia hermana.

Cuando la penumbra hace mella

en este sentir que siente

tan poco y pobre.

Ahuyentarlo con las aspas

de las manos crudas y frías,

podría ser el esfuerzo

del siempre por la nada,

pues hasta el fulgor del viento

anochece la luna en calma.

Y si por tejer se hiciera una campana

de pompa triste tan manida,

enmudecería el roble de su timbre arañada,

sin que tañeran gritos de sus ramas sudadas.

Pero es aquí y ahora el fin, el tiempo del encuentro

entre sombra y dueño,

roca y señuelo a la alborada,

perderse aquí para tener un sueño,

quedar en calma

teniendo luego la riqueza de la cripta

y el viento siempre, cubriendo las espaldas.

 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s