HAY DENTRO

Hay dentro una tristeza

que no se quiere callar.

Inocente, sensata

que comparte sus días y noches

como la niebla,

mojando sin rozar.

Su rostro compite, oscilante,

invadiendo la intimidad de la sonrisa.

No cesa su música,

sólo hay silencios que la acunan.

Melodía de una vida partida por la mitad.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s