VIVAMOS

Las manos de los hombres

tejían nubes de incertidumbre,

devoraban horas descontadas

de los tiempos buenos.

Parecía que nada ocurría

la costumbre hacía mella y vitoreaban

los éxitos de otros como propios,

perdían el tiempo soñando

y soñaban sueños de otros.

Basta ya! de que me sirven sus sueños

si mañana pasarán y volveré a quedar solo,

dónde estarán mañana las voces que vitorean hoy?

ninguneadas, alienadas, desaparecidas,

obviadas en sus refugios, desangelados

de mitos sin realidades que les abracen.

¿Realmente creen que son ellos,

que tuvieron algo que ver sólo por estar allí?

Bien, cuando mañana tengan que pagar,

que les llamen, cuando mañana no puedan trabajar

que les invoquen, cuando sus hijos

no puedan estudiar, que les pidan ayuda.

Cuando las calles se callen con el calor

que ellos la llenen con su protesta,

cuando nos amenazan con callarnos la vida

y la voz, que sean ellos los que respondan.

Ay, mi vida es pequeña, pero mía,

mi voz diminuta, pero mía, no quiero nada

que no sea mío, mi pensamiento

ha de ser libre de pensar, hagámoslo,

Démonos un respiro y vivamos por vivir,

no los necesitamos como ellos a nosotros,

ellos sin nosotros no son nada,

nosotros sin ellos lo somos todo.

Querer ser ellos es perder lo que podríamos ser.

Vivamos de una vez, vivamos.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s