10 DE JUNIO DE 2012

La mañana se ha levantado astillada,

la tarde le partió el viento

¿Será la última?

Las próximas serán prestadas,

alguien nos las robará y les pondrá nombre,

les vaciará los contenidos, las pondrá a secar

al calor de este junio inmenso

que sin lágrimas va

haciendo mella en el desencanto,

hasta el eco ha callado hoy

que nunca volverá a ser ayer,

camina lento, demórate en ella, piénsala,

refúgiate en la sombra que le queda,

aún es tuya, mañana se presenta parco

en refugios y cavernas madre.

Teníamos tantos sueños…

Parece ser que ahora sólo nos quedan los ajenos:

el rojo sueño de otros que cobran por soñar,

la roja bandera de otros que cobran por levantar

y amansar la vida destilando miedo a su alrededor.

No soñemos con ellos, nos lastran el pensamiento y

las ganas, nos amarran al pasado entre sus rejas

que de oro insultan el hambre que nos tiene en pie.

No, yo no juego, me planto, planto

a los hombres del poder que matan dignidades

con domesticados cuchillos rotos,

planto a los que enseñan su dinero

sin el pudor de la grandeza de lo humano.

Las fantasías de los poderosos harán necesario

redoblar el hambre, hambre

de ser de nuevo hombres, ocupantes de la calle,

ciudadanos, vidas comenzadas con llanto

y amamantadas con las piedras del camino,

de ese que es nuestro, seco y parco

pero nuestro y agrandado por la rabia contenida.

No, yo no juego y aquí me quedo.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s