Mi espalda de pan con hambre

Mi espalda de pan con hambre
pide a la tierra que te tiene
que desde allí, la paz sea posible
y sacie tu ausencia una calma
tregua entre dos vidas
que han comido juntas
la sal de tus ojos tan verdes como grises,
han besado tus manos tan tiernas como firmes,
han poseído tu voz de memoria y silencio,
y tu tiempo que se iba
y me dejaba tan huérfana como ausente
de hogar al que acogerme
y poner una silla a la sombra de tu vuelo
que me encuentre dispuesta a liberarte,
entre tus canciones, de un tiempo aparte,
entre mi tierra, sin tu eco en presente.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s