MADRE DE LA MADRE

 

 

 

I

De pedazos,

de pedazos tienes la amargura

de tanto andar contigo

por las travesías

de tus refugios.

Pegajosa coraza

que te impregna y transpira

este edredón mal cosido a llanto

y sangrientas pupas vacías.

Déjate andar, déjate,

aún no han llegado

los sones de la flauta

ni todos los crepúsculos y amaneceres.

La entrada, a veces, se busca

con tanta desesperación

como en ocasiones la salida,

y solo entonces

tomas parte de ellas.

Entre los descosidos

asoma la duda de la elección.

Acunas entre tus manos

tus hijos.

Tentáculos de tu melena,

brazos de tus sentidos,

que hoy son agujas

y te pinchan clavándote

mariposa, diseccionada sin pudor.

-Autopsia de la muerte en vida

a la que matan, para embellecer

perenne en el tiempo y el recuerdo,

augurio que reposaba candoroso-.

En cada ala un alfiler

que hoy no te soporta

ni te aúna, cruje y rompe.

A cada sueño, una herida

A cada querencia un prodigio

que esperas cruce tu puerto a nado.

¿Ves mariposa, como

surca el vuelo tu quejido,

despanzurrándose

sobre  el manido tapete?.

¿Ves acaso como, solas

tus manos aún libres,

aletean el acto de hilvanar

por sobre la quietud

de la pretendida muerte?.

¿Ves, mariposa humilde

de la luz de la noche,

tu ojo aún vivo

resistiendo el respirar?.

Puntos y vuelos

sobrellevando el peso de las culpas.

Prisa desnuda, casi ternura

el ala que flojea herida.

Vuelo atrás, punto atrás.

¿Qué‚ mas dará?.

Mañana los retorcerá

el grito de la noche,

deshaciendo en polvo

esgrimido como lamento,

cada logro de uno u otro.

Tienes tanto, tanto sueño

latente, acechando,

que no caben en tus manos creadoras,

ni descansan entre ellas

sobre la almohada de tu falda.

Quedas destinada al vagar de los rebeldes,

la humildad de movimiento

con grito al borde de su filo.

 

II

 

He envejecido para ti

en estos tiempos hoscos,

aprendiz de mariposa.

He sembrado en mi vientre la semilla

de un hijo recio,

y te he envuelto,

-madre de mi madre-

con un abrazo extemporáneo

oliendo a fatiga.

Heme aquí madre,

lamiendo tus heridas,

pegándome a tu sombra.

Casi resignada a este destino

entumeciéndome, tensándome.

Endurece callos en la garganta

cada nana no querida

a ti, por poco anciana

y niña, entre mis manos que agarras.

No me preguntes de que suerte

es esta maternidad.

Arranca de ella solo

la leche.

Agarrarte a los tibios pezones

que fueron tuyos y hoy,

regresan protectores

y alargan tu figura retrocediéndola.

Remontar el estado de oruga

al de mariposa reproductora

es dejar de ser yo

para ser tú en mí.

O ser yo contigo.

Una nueva necesidad de aprender

atraviesa este momento

en el que soy cuna y regazo,

soplo y caverna de agua sumergida.

Un desconocido miedo

esta aprendiendo reglas

tras el parto

que ha transformado nuestras vidas.

La voz que grita a tu vejez,

llenándole la soledad y el miedo,

sale de la impotencia y

medrosa urgencia

por regresarte y mantenerte fuerte

inerme al peligro,

aliviando tu más blanca palidez

entre mis manos de madre

de estrecho lecho.

La voz me sabe a duda de tiempo.

Te expulso fuera de mí

a expensas de un quebradizo llanto

que duele las entrañas yermas

asombradas y alarmadas.

Desde esa oruga que fui

clama su redondez hirsuta,

la voz, buscando

los desapacibles huesos

de una infancia que sostener

entre idéntica materia y pensamiento

-mujer sobre mujer, dentro de mujer,

entre mujeres-.

Un nuevo ser que familiarizar

con el mundo,

a cada secreto silencioso, solo de él.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

LA JUSTICIA UNIVERSAL EN ESPAÑA

Hasta ahora éramos un referente  en Europa y el mundo, a partir de ahora, gracias, como tantas otras regresiones, al gobierno del PP, de nuevo al culo del mundo, calladitos y obedientes a países que, como China, no respetan ni los derechos humanos, ni los cívicos, ni los laborales. Es más importante seguir haciendo negocios con ellos que el respeto a todos los derechos, quien paga manda.

http://www.publico.es/politica/508145/la-justicia-universal-en-espana-ya-es-historia

Una de las causas pendientes y la que ha suscitado el cambio y aprobación inmediata de la Ley Orgánica del Poder Judicial, tras la amonestación, amenaza e intimidación por parte del gobierno chino, es la invasión y genocidio en Tibet hace ahora 55 años. La Audiencia Nacional había puesto en busca y captura a líderes chinos responsables de dichos actos, y esto suscitó la inmediata y exprés reforma de la ley.

Sin embargo los tibetanos siguen su lucha y piden ayuda, estas son las fotos de las personas responsables del genocidio tibetano, que nos piden hagamos pública en apoyo a su causa:

cara

descarga

Cuando los gobiernos comienzan a ceder ante las presiones de gobiernos extranjeros incluso en cuestión de derechos elementales y universales, todos los ciudadanos estamos en peligro.

Publicado en Vida | Deja un comentario

AMANECE

Amanece, y el tiempo tiembla

hacia delante siempre, tiembla

las horas que desparrama sobre la piel

atenta a tanto trasiego.

En estos momentos en que el negro

dicen que es blanco, el gris, profundo gris

de las nubes fuera deshacen la falacia.

Estremece el viento el vello aprisionado

entre el frío y el espanto de ser testigo

de tanto letargo a espaldas del invierno

que, sin pena ni gloria anda desmañado,

por calles sin pasos, ni sombras que cobijen

las lluvias y los vientos. Se pierde un año.

Se regala su estela a las voces que insisten

la letanía del triunfo, el eco de la insistencia

a costa de vidas que se pierden

en sus redes sin sonrisa, ni prisa, ni pausa,

hacia abajo siempre, con el peso de las piedras

en sus bolsillos. Amanece, el tiempo tiembla,

amenaza la primavera con los primeros brotes

casi a deshora, casi a tientas, tan aprisa por ser verde

por ser vida, tan nueva como sabia, que

duele la helada acallando su primer suspiro

y la flor, que no fue por poco, pero no fue.

Y así sigue el tiempo temblándonos el alma

que pasa, chitón, entretenida en hurgar

distracciones a medida para medio morir,

para medio vivir, para medio querer no sabemos que,

que hiela este grito roto como escarcha.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

FUTURO

Después…

Cuando toda roca sea arena

en cada vientre y sábana la aurora entre los niños.

Cuando poco haya y sea. Después,

si es que aún quedan gotas de alabastro

de entre los ventanales de la ausencia,

impregnarán de aceite los rieles de la luna y

ensillarán caballos las manos que dormitan.

Cuando sea pronto para no ser, y la tarde

interrumpa con ronquidos su discurso

porque los lobos aullando a deshoras, han roto

la mortecina herrumbre de las vigas.

Será después, que el desierto inunde

las campanas en vigilia,

que los besos huelan a salitre

entre los humedales del letargo.

El sudario de éter, la presencia,

después, tendrá brazos por guirnaldas

y de entre los sueños el preclaro rumor de la partida.

Después, no será si no el recuerdo y la añoranza.

 

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

SI NO PUEDO PEDIR QUE VENGAS

 

Si no puedo pedir que vengas

y el cobijo de tu voz, se va,

me entretendré en perderte

bajo columnas sibilantes,

en calles con sombras libadas

a un día aletargado.

Los dedos serán muñones tensos

de caricias pasadas perecidas,

a los que el susurro de un recuerdo

no devolverán las alas.

Y me encogeré entre las letras de tu nombre

pensando si el encuentro sólo fue

un yerro entre la arena

de un reloj extraño, polvoriento

en el rincón de lo sin nombre

fruto de un sueño inacabado,

y un sitio que no existe si no es prestado.

Y rodaré por lenguas silenciosas

que soliloquian la esquina de un verso

sin verbo, ni carne que amasar

en las llamas de unos labios concisos.

Te habré perdido, sin saber que te buscaba,

sin pretender encontrarte, más allá,

de lo que se busca el aire.

 

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

EL PAPEL VIEJO DE ESTA LLUVIA NUEVA

El papel viejo de esta lluvia nueva

avanza desde la ventana

cruzando la casa,

descomponiendo el gris que con el viento

turba la lisura de su acero.

En el silencio de su paso

hay voces rememorando

la penumbra de otras tierras,

las que se quejan dentro

de que la luz siempre está en otros lugares,

dejando ir la vida a ras del suelo

donde el sonar del agua en el asfalto

es el paso de esta tarde.

A menudo, no es su correr

el que da sazón al sonido de la vida.

A este mes, le faltan días para hacerse grande

y ser los tiempos que ocuparon otros años,

dándoles alas nuevas a la lluvia

envejecida entre los humos.

Hoy, parar es dar un paso,

esperar es prueba de existencia,

luego queda enmendar a la luz

los rayos de viento y agua

de un día a otro y a otro día.

Agujeros quejumbrosos de estas gotas

posándose en la ventana

con sus ventosas de ganas,

dibujando arañas en los cristales,

y la estela de su marcha peregrina

sin aroma de su estancia.

 

 

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

DESNUDA CAMINO

Desnuda camino cerca de la sombra,

cerca de ti río mi piel

que se marea nueva vieja, delante

del hechizo de los ojos

que me caminan

y dicen, y me entretienen

con las palabras de los dedos

llenando el espacio que me separa

de otras vidas, ahora cercanas,

ahora lejanas como horizontes

a los que llegar después, cuando

el día acabe y surquen las dudas

de la noche, trémula y vanidosa

de su intimidad.

¿Dónde estoy, dentro o fuera?

¿Dónde estáis, fuera mío o dentro?

Quisiera recibiros con la vida

en la palma de la mano y la inmensidad

del aire que respiro como lienzo

donde dibujar las palabras que no me salen,

que me confunden y llevan al centro

del útero frío donde me deshielo

y merodeo oscura y desnuda,

hacia estos fondos de escasas aguas

donde la piel se reblandece y el corazón

suda palabras silenciadas.

Es el invierno quien me lleva y trae

de dentro a fuera, quien ríe

las nubes frías corriendo del sol

a la lluvia, es el invierno quien enfría

el momento de las manos buscando pieles

y vidas y yo, quien procura el calor

en estos días que amo, como si fuesen míos.

 

 

Nua camine prop l’ombra,

prop de tú ric la meva pell

que s’atabala nova vella, davant

l’encis dels ulls que em caminen

i em diuen, i m’entretenen

amb les paraules dels dits

omplint l’espai que em separa

d’altres vides, ara properes,

ara llunyanes com horitzons

als que arribar després, quan

el día acabe i solquen els dubtes

de la nit, tremolenca ufanosa

de la seva privadesa.

¿On soc, dintre meu o fora?

¿On sou, fora meu o dintre?.

Vulguera rebre-vos amb la vida

en el palmell de la ma i l’inmensitat

de l’aire que respire com a llenç

on dibuixar les paraules que no em surten,

que em confonen i porten al centre

del úter fred on em desglaçe

i rodole fosca i nua,

cap a aquets fons d’aigües minses

on la pell s’estova i el cor

sua paraules de amor callades.

Es l’hivern qui em porta i du

de dintre a fora, qui riu

els nuvols freds corrent del sol

a la pluja, es l’hivern qui em refreda

l’estona que les mans cerquen pells

i vides i jo, qui procura l’escalfor

en aquets dies que m’estimo, com si fossen meus.

Publicado en Poesía | Deja un comentario