UNA INMENSA NADA GRIS

20130327_221601

 

 

Sueño que subo a la luna

y me abraza la blanca con manos

de puntas romas, me mece.

Sueño en mi luna cuna

el pájaro que me lleve

allí, dónde la noche se hizo día,

y canta libertades perdidas.

Sueño libertades en mentes libres,

vidas revolviendo vidas

prendidas a toda piel que habita

mundos azules y verdes.

Sueño mundos de paz

remanso, tan justos que aman

la luna y la mente,

el pájaro y la piel, la vida,

y viven libertades. Vivo despierta

caída de entre las manos

del abrazo cuna, y me llaman

la luna y la cuna, el pájaro y la piel

a soñar la libertad viva

de las mentes libres, y ya no duermo,

grito sin verdes ni azules, sin paz, sin vida

me pierdo, me busco, me pierdo.

Me encuentro en una calle cualquiera

de un lugar cualquiera, ya no hay espacios

que nombrar, ni amparar, ni servir,

los mataron con nuestro permiso

un día cualquiera, quienes cruzan sin mirar

cuantas vidas escancian allí,

en medio de una inmensa nada gris.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

12 DE OCTUBRE, FIESTA NACIONAL

No, yo no soy de este país. No, ellos no me representan, no me representan los que mandan en nombre del pueblo contra el pueblo, los que quitan el pan y se lo dan a la banca, sea de aquí o extranjera, los que no permiten que me acerque al Congreso, que debería ser mi casa, ni siquiera para decir que trabajen mejor, que para algo votamos, ellos piensan que una vez votados, lo que ocurra es sólo de ellos y para ellos. No es mi país el que celebra su fiesta militarmente, no me representan los militares garantes de la democracia si les gusta, sino, se aferran a una Constitución que les permite lo que no debería estar permitido. No es mi país el que no respeta los países que lo componen, tan ricos como hermosos, con tanta historia por separado, con tanto mestizaje que debería ser lo que hiciera grande y sabio a este país, que no, no es el mío. No es el mío el que sólo ve un camino contra la crisis, el que imponen los llamados neo liberales más bien neo conservadores, basado en hacer que las diferencias cada vez sean mayores en beneficio de los mercados financieros, quienes quieran que ellos sean: burbujas inmobiliarias, bancos que lugar de cerrarse o nacionalizarse, se socializan entendido como que todos pagamos sus deudas y problemas y los nuestros ya veremos. Empresas armamentísticas si, armas para matar a otros seres humanos a los que no conozco pero que mi país ayudará a matar con la finalidad de ganar dinero, les pido perdón a sus familias y amigos, porque me siento más amenazada por estas empresas que por los muertos que procuraran, multinacionales que deslocalizan puestos de trabajo, pagan menos impuestos que pequeños emprendedores con trabajadores asustados que aquí permanecen y resisten.

No es mi país aquel que prima el pago de la deuda en los presupuestos, una deuda que cada vez será más grande porque la pescadilla siempre acaba mordiéndose la cola, en vez de primar la educación, los servicios sociales, la libertad de expresión y acción, la sanidad universal para todo ciudadano que aquí viva, la creación de puestos de trabajo con créditos a pequeñas y medianas empresas. No es mi país el que en nombre de la crisis desmantela el estado del bienestar, que no era magnífico, que limita los derechos democráticos adquiridos en lugar de ampliarlos como en otros países del entorno, que limita los derechos laborales que costó mucho conseguir, que desmantela la solidaridad con los  llamados países del tercer mundo que, señores, se mueren de hambre literalmente, lo suyo si que es crisis, que en fin pretende cambiar la democracia por algo tan desnaturalizado que no me representa, sino que me asusta.

No es mi país, aquel en el que no se escucha a tantos que salen a la calle de mil maneras protestando por todo esto, y aún sonriendo y se sigue apelando a la mayoría silenciosa, que sí existe, para seguir estas políticas tan negras y amargas, pido a esta mayoría que hablea ver si así, ellos se callan.

No, no es mi país, así que tal día como hoy, fiesta nacional, he salido a pasear por las montañas que rodean mi ciudad, hermosas, recias, surcadas de caminos, con unas enormes nubes grises que servían de sombra a las pendientes sembradas de árboles, rodeada de los olores tan míos, a tomillo y pino, a romero y tierra seca. Mi tierra, esta si que es mía y la sufro, la paseo, la saboreo hoy con toda la libertad de que soy posible.

Publicado en Vida | Deja un comentario

ENSOÑACIÓN

 

Voy a guardar el momento

mágico del duermevela,

entre recuerdos y laureles

a la sombra olorosa de un beso no dado.

El espacio y el tiempo

se encuentran a mitad camino

y las escenas se suceden

entremezclándose, aupándose,

cambiando, hasta levitar la realidad.

Recordar el momento

en que el cuerpo relaja inquietudes

comenzando el sumergimiento

en el amplio horizonte del sueño,

sin querer llegar pero llegando,

sin querer permanecer, retrocediendo.

Entre la paz del vacío

y la tensión de lo que aún queda de real,

cuando la sonrisa amanece

imprevisible, colgada de un labio entreabierto.

Guardar el instante

tan íntimo y confiado

y recordarlo luego, después,

cuando tardíamente el sueño

se me resista.

En el tendedero de mi memoria

buscaré su presencia y lo hallaré

lo haré mío, lo poseeré.

 

 

 

 

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

CERTEZAS

Fisterra

 

Con que fervor las certezas se incrustan en el tiempo transcurrido. Si solo somos el resto de días que nos queda, que vacío producirá la pérdida de uno solo de los instantes pasando quedo a nuestro lado.

Será posible el regreso de un instante de inocencia entre la muralla de cadenas serviciales, para escondernos ante nosotros mismos, el mínimo goce despreocupado del juego de los niños, tan atentos al momento que crean tiempo en lugar de consumirlo.

Dónde queda el líquido fluido que inyecte de nuevo savia a la botella que ha de ser mensaje y rastro de uno mismo, allá, al final de esta playa varada.

Cortinas que rasgan aire en la noche al paso de su tiempo, tras ella queda el descanso alborotado. De dónde viene ese momento que da nervio al día y alas para salir huyendo, siempre, sin saber adonde.

De dónde la angustia capaz de amargar el instante que creías culminado, aprendido al fin, atenazado a las entrañas como simiente que hinche la masa de los días al descenso a una sábana adusta  y hoy enamorada de quien sabe que recelo angustiado, encapotando estrellas y miradas, navegando tan adentro donde ni siquiera hay fondo, solo lastre.

Si es posible ser tan solo tiempo atado a un final descrito, no quedará de él sino un vacío a quien le dieron a mirar un espejo equivocado.

 

 

Amb quin fervor les certeses s’incrusten en el temps transcorregut. Si només som les deixalles dels dies que ens resten, quin buit produirà la pèrdua d’un sol dels instants passant a poc a poc pel nostre costat.

Serà possible el retorn d’un instant d’innocència entre la muralla de cadenes servicials, per amagar davant de nosaltres mateixos, el mínim gaudiment despreocupat del joc dels nens, tan atents al moment que creen temps en lloc de consumir-lo.

On queda el líquid fluid que injecti de nou saba a l’ampolla que ha de ser missatge i rastre d’un mateix, allà, al final d’aquesta platja  travada.

Cortines que esquincen aire a la nit al pas del seu temps, després d’ella resta el descans esvalotat. D’on ve aquest moment que dóna nervi al dia i ales per sortir fugint, sempre, sense saber on.

D’on l’angoixa capaç d’amargar l’instant que creies culminat, après per fi, tenallat a les entranyes com llavor que unfle la massa dels dies al descens a un llençol adust i avui enamorat de qui sap quin recel angoixat, ennuvolant estels i mirades, navegant tan endins on ni tan sols hi ha fons, només llast.

Si és possible ser tan sols temps lligat a un final descrit, no quedarà d’ell sinó un buit a qui li van donar a mirar un mirall equivocat

Publicado en Poesía | Deja un comentario

SI PUDIÉSEMOS VOLVER ATRÁS

MAGNOLIOS

 

Si pudiésemos volver atrás

a pesar de que la nada detuviera el momento esperado,

tal vez no sabríamos que elegir,

o tal vez no querríamos ir

por si acaso se hiciesen realidad

antiguos deseos, aquellos que perdimos

o dejamos ir seguros

de volverlos a encontrar

a tiempo para abrazarlos,

como si al tiempo se pudiera ir

y del tiempo se pudiese volver,

como si la voluntad pudiese hacer

ella sola aquello que no puede con nosotros.

La luz blanca de la tarde

pujante y dulce, cambiante,

siguiendo las órdenes de un sol seguro,

da brillo a los rincones de la casa

iluminando ahora las hojas del árbol creciendo,

ahora la almohada hambrienta de descanso

o la baldosa tantas veces caminadas,

y es como viajar allí donde quisiéramos

de habitación en habitación como de año en año,

adelante, atrás, encontrando y perdiendo a cada paso,

cada huella que extraviamos en el siguiente.

Eso es el tiempo, escribir y rescribir

cada palabra al lado de la otra.

Estantería de palabras minutos

llenando y vaciando horas,

recuerdos, hechos anillados a las venas,

a los ojos que los miran y los viven,

a los dedos que los dejan correr como

agua goteando ríos a la tierra

para hacerla firme, real, amiga,

dejando que el tiempo sigua siendo lo que es:

Un continuo principio hacia el final,

solo eso, todo eso.

 

RIU DEVA

 

Si poguérem tornar arrere

malgrat que el no-res aturara l’estona vollguda,

tal vegada no sabríem que triar,

o tal vegada no voldríem anar-hi

per si de cas es feren realitat

antics desitjos, aquells que perguerem

o deixarem anar segurs

de que ens tornariem a trobar

a temps per a abraçar-los,

com si al temps es poguera anar

i del temps es poguera tornar,

com si la voluntat pogués fer

ella mateixa allò que nosaltres no podem.

La llum albirada de la vesprada

punyant i dolça, canviant,

seguint els manaments d’un sol segur,

dóna brillantor als racons de la casa

il·luminant ara els fulls de l’arbre creixent,

ara el coixí famolenc de descans

o la rajola tantes vegades caminada,

i és com viatjar allí on volguérem

d’habitació en habitació com d’any en any,

avant, enrrere, trobant i perdent a cada pas,

cada empremta que esborrem en el següent.

Això és el temps, escriure i reescriure

cada paraula al costat de l’altra,

prestatgeria de paraules minuts

omplint i buidant hores,

records, fets anellats a les venes,

als ulls que els miren i els viuen,

als dits que els deixen córrer com

aigua gotejant rius a la terra

per a fer-la ferma, real, amiga,

deixant que el temps siga sent el que és:

Un continu principi cap al final,

només això, tot això.

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

DESIERTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nueve salidas, nueve, y ninguna sirve.

Arpegios ligeros silbando truncados,

pájaros deshilachados entre soles apagados.

Las sirenas que reclaman los agujeros ocres

llenan las salinas de espanto

resecando las entrañas.

Callo. Escucho inmóvil.

Nueve guirnaldas recubren

nueve alacenas de paja sembradas de agua.

Los rezos del réquiem pasan

por debajo de los ojos que no miran,

al lado de oídos que no escuchan

o de manos que tejen en la paja cruces.

Aquellos años en los que el día

desplomaba gajos de piedras de la noche,

los retomó aquella que olvida

que en los cuadros de la memoria hubo vida.

La que de la soledad hizo simiente

para un grito que colgaba de una cara

velada por el agua, apagada ya la llama

le quedaba, viscosa la puerta clavada,

el jergón deshecho en la bahía

y un rumor, como de ola estrellada.

Cuando se acallen los golpes

de los filos de las nueve salidas,

ardientes los pájaros de las alas marchitas,

beberá de la tierra la sombra de la mañana

siendo de nuevo, empeño añejo.

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Las palabras que van a salir

 

 

Las palabras

que van a salir, resbalan y caen

sobre este papel viejo

sudando otras vidas

desde mis manos a él,

escarcharan el tiempo deteniéndolo,

acariciaran el lienzo

sabiéndose ocupado y refugiado

en un trabajo antiguo.

Dejarse llevar por él, por su dolor

de tez pálida, luna mezclada con leche

en una noche clara.

El olor seco a trabajo invertido en crearlo

con manos artesanas, ramas de mis hojas

que lo escriben y lo piensan.

Caer en su rugosidad de altiplano

con viento al fondo

incitando a crear más huellas que lo labren,

dejarle hablar sin callarme

sintiendo su fluir en mis oídos

recogiendo cada historia, cada sentimiento

vestido de incógnito para encontrarlo yo,

recogerlo y regarlo, dejando que crezca

y me cubra con su capa de hijos frutos,

dándome raíces que expandir y miradas que posar,

ropas de hojas glaucas que llevar

conmigo a pasear por su mundo en blanco,

hasta llegar a llenarme con las hijas

de mi mente y de mis manos,

culpables de ser las narradoras

de quien  nunca quiso ser narrado.

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario